Diario de una VIP Maiden: Girlfriend Experience en Grecia

Girlfriend Experience en Grecia

Eran las 19:30h y me encontraba en el Aeropuerto de Sevilla con destino a Míkonos con el motivo de ser una Girlfriend Experience en Grecia. Se trataba de Alejandro, uno de los socios más antiguos de El Círculo privado de VIP Maidens.

Alejandro era un hombre educado, sabia vestir, hablar, compartir y sobretodo sabia como hacer reír a cualquiera. Es alguien que de quien tepuedes fiar, es un buen acompañante y conversador, puede cambiar tu estado de animo (para mejor) con tan solo 2 minutos de conversación.

Él era un hombre alto de unos 46 años, se dedicaba al sector inmobiliario. Tuvimos la oportunidad de compartir de compartir y conocernos en una cena de negocios hace aproximadamente 2 años. Esta vez íbamos a Grecia, específicamente a Míkonos para el cierre de un trato con uno de sus clientes.

Conociendo Míkonos

El día comenzaba con el típico recorrido de Míkonos hacia la Fira caminando. Al principio pensamos que no había sido nuestra mejor opción, porque había que subir más de 600 escalones con un sol abrasador pero a pesar de esto continuamos el camino acompañados por los guías turísticos, Alejandro y yo hicimos varias paradas durante la Girlfriend Experience en Grecia para aprovechar el espectacular paisaje. Tras haber caminado por unas horas, había llegado el momento de regresar a la villa en donde estábamos alojados.

Normalmente opto por quedarme a las afueras de la ciudad en la zona de playa de Megali Ammos, cuando visito Míkonos. Está a un corto paseo de la ciudad y tiene una playa pequeña (atestada en julio y agosto). Sin embargo, en junio o otoño puede ser bastante agradable. Si estás allí para divertirte, quédate cerca de la ciudad, es donde suele estar la acción.

Nosotros habíamos optado por una villa cercana al mar, una de las villas en Míkonos más espectaculares. Alejandro, el socio de VIP Maidens me comenta que debemos prepararnos para la cena, él estaba un poco nervioso por la meeting con su cliente. Eran las 20:00h e íbamos hacia el lugar de la reserva, Jackie O’ Mykonos un restaurante impresionante.

Me sentía muy bien junto a mi acompañante. La noche fluyó tal y como se esperaba, Alejandró logró cerrar el trato con su cliente y era algo que debíamos celebrar.