Como cortesana debes tener algo claro: nuestros socios no quieren pasar un rato contigo por una cuestión meramente física; para ellos eres un símbolo de estatus y debes comportarte como tal.

No puedes olvidar las cantidades que están desembolsando por tu compañía, y tienes que dar lo mejor de ti. No importa si tienes un mal día, si te encuentras mal o si te sientes aburrida, jamás puedes bajar la guardia porque el socio no tiene por qué pagar tu estado anímico, de la misma manera que si tú vas a un restaurante y te sirven mal la comida porque el cocinero tiene un mal día. Es intolerable.

Nuestro nivel de exigencia es elevadísimo, pero a su vez la calidad de citas que tendrás en El Círculo no la encontrarás en ningún otro sitio. Filtramos a los socios para que, además de las elevadísimas compensaciones económicas, te sientas cómoda y sea una experiencia inolvidable.

Las principales normas de conducta son las siguientes:


Puntualidad:

La puntualidad es el arte de no hacer perder el tiempo a los demás y el tiempo el bien más preciado. El tiempo de nuestros socios, siendo todos ellos personas con agendas apretadas, es muy limitado, y deciden compartirlo contigo. Muestra respeto hacia su tiempo.

Amabilidad:

La persona con la que vas a encontrarte siempre te tratará con máximo respeto y educación. De no ser así, será inmediatamente expulsado de El Círculo. Ser educada, respetuosa, amable, humilde, tener ganas de aprender, hablar y, sobre todo, escuchar son los imprescindibles para afrontar una cita.

Discreción:

Nunca actúes como no te gustaría que lo hicieran contigo. Los caballeros de nuestro círculo son, valga la redundancia, caballeros. Jamás comentarán con sus amigos, familiares o conocidos la experiencia que han vivido contigo. Esperan el mismo respeto a su privacidad por tu parte. Firmarás acuerdos de colaboración con nosotros donde las cláusulas de confidencialidad son muy estrictas.

Lealtad:

Es imprescindible que seas fiel a la lealtad con El Círculo. No eres nuestra trabajadora. Empresa y cortesana colaboramos al mismo nivel, las sinergias son bilaterales y lo importante es que la comunicación sea excelente. Ir en contra de la empresa es ir en contra de tus propios intereses, pues nosotros estamos ahí para velar por ellos, no somos el enemigo, sino un aliado fundamental.

Cuidado de la salud:

La salud te hace bella por fuera. Te pediremos analíticas completas dos veces al año, así como te aconsejaremos que te quieras y dediques tiempo a ti misma. Una vida sana y hábitos saludables son la base de cualquier cortesana. Cuídate porque serás la única persona con la que tendrás que convivir el resto de tu vida.

Únete al Casting