Diario de una VIP Maiden: Buongiorno principessa

BUONGIORNO PRINCIPESSA

“Buongiorno principessa!!” Así amanecí después de pasar la noche en uno de los hoteles más bonitos de la capital italiana. Me desperté y tenía encima de la mesa de la suite el desayuno preparado con esa magnífica postal. Todo un detalle de todo un caballero, como no, socio de El Círculo.

Desayunamos un croissant y un café con leche y en menos de una hora nos dirigíamos al centro de Roma para ver de cerca la fantástica Fontana Di Trevi. 22 grados a las 11.20h de la mañana dejaban a entrever que sería un fabuloso día. Pasamos la mañana recorriendo las callejuelas de Roma, entre sonrisa y sonrisa, el socio me hizo sentir como una auténtica princesa.

Se acercaba la hora de comer y era la hora de ir al hotel a ponerse guapa. No me quiso decir en qué restaurante comeríamos. Estaba nerviosa, perdida, parecía una quinceañera con sus primeros cortejos. Me puse el vestido más elegante y fino que llevaba, el perfume que él me regaló y esos zapatos de tacón que tanto le gustaban. El chófer nos esperaba en la salida del hotel y se acercaba ya la hora de comer. Entré al ascensor y bajé las cinco plantas que tenía el hotel de lujo. Él me estaba esperando en la puerta del coche, subí y pusimos rumbo al restaurante.

Cuando me abrió la puerta, los ojos se me iluminaron, no podía dejar de mirar ese fantástico lugar. Sí, sí, era La Terrazza Dell’ Edén, el restaurante más romántico de toda Roma, contaba con varias estrellas Michelín y su comida era deliciosa. Pasamos horas y horas conversando y probando todo tipo de platos acompañados por un vibrante vino blanco.

Sin darnos cuenta, habían pasado volando más de tres horas cuando miramos el reloj. Tuvimos que marcharnos porque le esperaban para una reunión en la terraza del hotel. Le dije que no se preocupara que me dejase en la habitación para descansar y que más tarde tomaríamos algo. Nunca olvidaré el baño que tomé en la bañera romana del hotel, con sales aromáticas y espumas italianas después de esa exquisita comida, una experiencia unica que tuve la oportunidad de vivir en VIP Maidens y El Círculo.